Volver a Listado de Noticias >
30OCTUBRE 2015

El plan de Mauricio Macri para dar créditos hipotecarios en caso de que gane las elecciones

El plan de Mauricio Macri para dar créditos hipotecarios

Se trata de aplicar en los préstamos para la vivienda una moneda similar a la Unidad de Fomento (UF) que tiene ese país desde hace ya 40 años, y que evoluciona según la inflación, tanto local como internacional.


La inexistencia de créditos para la vivienda es uno de los problemas que hace tiempo se prolonga en la Argentina, dejando a la clase media sin posibilidades de acceder a la casa propia.


Así, el crédito hipotecario empezó a aparecer en la agenda de los candidatos presidenciales que mejor miden en las encuestas, en las últimas semanas, como una apuesta con la que pretenden persuadir sobre la bondad de sus promesas.


El primero en anunciar una solución al respecto fue el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, con un seguro de tasas de interés que pretenderá ofrecer a los tomadores de préstamos la certeza de que la cuota no se incrementará significativamente en el largo plazo.


Y en las últimas semanas también el equipo económico del titular del PRO, Mauricio Macri, resolvió sumar el tema a sus conversaciones.


En el círculo del jefe de Gobierno están convencidos, al menos por ahora, de que la Argentina debe copiar el modelo chileno: aplicar en los préstamos para la vivienda una moneda similar a la Unidad de Fomento (UF) que tiene ese país desde hace ya 40 años, y que evoluciona según la inflación, tanto local como internacional.


La propuesta de Massa replica una sugerencia que hicieron los grandes banqueros hace algunos años a la presidente del Banco Central (BCRA), Mercedes Marcó del Pont: que el organismo oficial asuma el compromiso de saldar cualquier aumento en las tasas de referencia que se produzca por encima de lo previsto, en un intento por proteger a los ahorristas de la volatilidad del costo del dinero, de la inflación y de las expectativas de devaluación.


"Tenemos que consolidar el acceso seguro al crédito, para que todos los que laburan puedan tener su casa. Muchas veces, a pesar del esfuerzo, a pesar del trabajo, llegar a la casa parece un sueño imposible y tenemos que hacerlo posible a partir de garantizar una tasa fija con un seguro de tasa que es en definitiva un rol del Banco Central", comentó Massa hace pocos días. La estrategia permite inferir que, al menos al principio, el massismo está previendo que deberá convivir con tasas de interés e inflación de dos dígitos.


El plan macrista es diferente. A grandes trazos, se trata de una indexación similar a la que hoy tiene el sistema financiero con el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que sigue al índice de precios al consumidor, o al Coeficiente de Variación Salarial (CVS), que acompaña a los sueldos.


Por primera vez en el país se extendería a todas las líneas hipotecarias que otorgan los bancos privados y lo largo de toda la vida del financiamiento (hoy a nivel nacional sólo se aplica el CVS para créditos con tasa mixta), según Ambito Financiero. "En Chile hace años que se usa el sistema y permitió que todo el mundo tenga acceso a la vivienda. Para hacerlo acá hay que cambiar un par de leyes, pero se puede hacer rápido".


En rigor, la aplicación de la unidad de fomento para la Argentina fue esbozada ya hace tres años por Guillermo Laura y Ergasto Riva, de Fundación Metas Siglo XXI.


En los primeros años del cepo cambiario y en una etapa en que la inflación se consolidaba por encima del 20%, los economistas reclamaron "inventar una nueva institución que convierta el índice de precios en una unidad de cuenta".


En su libro "La moneda virtual", plantearon: "Los esfuerzos por alcanzar una moneda estable vienen siendo infructuosos. Ante esta dificultad insuperable, la solución es desdoblar las funciones de la moneda inventando una nueva institución monetaria: la unidad de cuenta estable".


Fuente: iprofesional.com